preloader
Top
3 SEÑALES DE UN PERRO CON ANSIEDAD - Fan Animal
fade
319
post-template-default,single,single-post,postid-319,single-format-gallery,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

3 SEÑALES DE UN PERRO CON ANSIEDAD

Todos hemos escuchado expresiones como “vida de perro”, en la que nos referimos a que no nos preocupamos por nada, por lo que nos puede ser difícil concebir que un animal que —en teoría— no tiene preocupaciones pueda sufrir de problemas de ansiedad.

Pero es verdad.

Es por eso que queremos compartir algunas señales para que sepas que nuestro perro no solamente está inquieto, sino que sufre de ansiedad:

 

1.  Comen como aspiradora: Según César Millán, hay algunas razas que son más propensas a ser ansiosas por la comida, como los Labradores, Beagles o Puigs, pero no debe ser la norma. Esto es más común cuando tenemos más de un perro, por lo que a la hora de comer, se pueden poner ansiosos cuando llega la comida para que no es las ganen. Por lo que es mejor darles de comer en zonas distintas, así se pueden relajar para comer.

 

perro comiendo helado

 

2. Estereotipias: No, no son los estereotipos de las hembras. Esto se refiere a actividades repetitivas, incluso rayando en lo obsesivo. ¿Cómo es con los perros? Caminar de un lado a otro, como en llamada con un cliente molesto. La forma en que podemos ayudarle es con tiempos de paseo controlado con correa y collar.

 

 

perro lamiendo su nariz

 

3. Excavar hoyos: No es que tengan complejo de buscadores de tesoros. ¿O sí? Lo primero que podemos intentar es ver si es por demasiada energía, con paseos más largos y/o frecuentes. Si esto no ayuda, lo ideal sería que le diéramos una zona donde pueda escavar cuanto guste. No tendremos un premio de paisajismo, pero tal vez encontremos un tesoro.

 

perro comiendo en la tierra

 

Estas son algunas de las más comunes, pero también podemos identificar autolamido excesivo, lamido a objetos o conducta destructiva. Lo mejor siempre será poner atención si vemos cambios en su conducta y de esa manera podremos tomar la mejor decisión.