Top
CÓMO JUGAR CON NUESTRO PERRO BAJO TECHO – Fan Animal
fade
294
post-template-default,single,single-post,postid-294,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

CÓMO JUGAR CON NUESTRO PERRO BAJO TECHO

La época de lluvias puede ser un poco desmotivante para salir con nuestro perro a despejarnos y hacer un poco de ejercicio (los dos). Pero esto no debe de ser impedimento siempre que tengamos la voluntad. Como se diría en inglés “if there’s a will, there’s a way”.

 

Por eso queremos compartir algunos consejos que nos deja César Millán para darle a nuestro perro ese rato de esparcimiento que tanto necesita, teniendo en cuenta que no se trata de sustituir las actividades al aire libre por completo, esto es solo en situaciones en las que definitivamente no pudimos salir:

 

1.  Aprovecha las escaleras: Este tipo de ejercicio le agregará un nivel de dificultad a la típica caminata, sobre todo si le lanzamos un juguete desde arriba para que él baje por él, ya que estará utilizando músculos que generalmente no entrena. Si además nosotros subimos y bajamos junto con él verás que después de algunas rondas ninguno de los dos vamos a poder más.

 

2. Hazle una carrera de obstáculos: Este punto será un ejercicio de creatividad para nosotros, más que nada. Tenemos que buscar de qué manera acomodar las cosas de nuestra casa para no hacerle demasiado fácil el movimiento: que corra, brinque y agache para darle un giro al típico “fetch”. Si de chiquitos éramos fans de de hacer fortalezas, le podremos hacer una gran pista a nuestros perros.

 

3. El Kong es nuestra mejor opciong (ok, rima, pero es mal chiste): Tal vez el concepto del Kong nos parezca un poco extraño. En caso de que no los ubiquemos, son juguetes expendedores, con un orificio en el que insertamos comida. Ya sean croquetas o algo con textura de paté. Este juguete hará que nuestro perro se entretenga mucho tiempo y ejercite su mente, ya que debe manipular el juguete con las patas y boca para poder acceder al “premio” dentro.

 

 

Además de estas opciones, podemos contar con la ayuda de la siempre confiable caja; hay técnicas con palos y juguetes o hasta con música. Pero no hay que ser codiciosos, las dejaremos para una segunda parte.

 

¡Suerte a todos en esta época de lluvias!