preloader
Top
5 ERRORES DE NOVATO CUANDO ADOPTAMOS UN GATO - Somos amantes de los animales.
fade
3202
post-template-default,single,single-post,postid-3202,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
5 errores de novato cuando adoptamos un gato

5 ERRORES DE NOVATO CUANDO ADOPTAMOS UN GATO

Al momento de adoptar una mascota, en este caso un gato, debemos hacerlo con plena conciencia y conocimiento de las necesidades primarias que debemos cubrir.

 

Además de adaptar nuestros espacios para que el gatito en cuestión se sienta cómodo y feliz, (además del espacio en nuestro corazón, aaawww), hay que investigar sobre cuidados básicos y consejos para lograr una adopción responsable.

 

Por mucha información que tengamos, es posible cometer errores comunes de adoptantes novatos. Aquí compartimos 5 errores comunes al momento de criar un gato que deben evitarse a toda costa.

 

 

1. “¡Miau, me asfixias, humano!”

 

 

Ambos son un error que podemos cometer si no se presta la atención suficiente al momento de elegir. Queremos que se vea bien guapo, sí, pero un collar muy apretado no sólo se incomodará, sino que podemos lastimarlo o ponerlo en riesgo; por el otro lado, si le queda muy flojito su collar, será más fácil que se lo quite o se le caiga, o en peores casos, que en la calle o al andar jugando se quede atorado en algún lugar de peligro.

 

 

2. “Te lo juro que no es mi pancita, estaba ronroneando”

 

 

Cero leche para tu gatito. Caricaturas y películas, así como mitos alrededor de los gatos nos han acostumbrado a la idea de verlos alimentándose con leche. ¡NO LO HAGAN, POFAVOOOO!  Los gatos no tienen las enzimas necesarias para digerir la leche y aunque algunos sean tolerantes a ella, no quiere decir que debamos darles (¡ni de bebitos!), ya que la leche de consumo humano no tiene los nutrientes necesarios para ellos. Siempre pregúntale al veterinario qué es lo mejor para tu gatito.

 

 

3. Patitas siempre fabulosas

 

 

Una de las razones por las que amamos a los gatitos y la ferocidad que proyectan, es que suelen afilarse las uñas ellos solitos. Aunque ya dejamos bien clara nuestra postura sobre este tema aquí, es importante recordar lo básico. Si es un gato que le gusta la vida callejera, requerirá sus uñas para defenderse y cazar; si es gatito fifí y solo vive dentro de casita, siempre es  buena idea contar con un rascador y lo más recomendable es recortarle un poco las uñitas; sobre todo si se trata de un gato abuelito, ya que así podremos prevenir infecciones. No olvides pedirle al veterinario que te explique la manera correcta de cortarle las uñas para evitar un doloroso accidente.

 

 

5 errores de novato

 

 

 

4. “Jamás voy a traerte esa pelota, humano”

 

 

No lo trates como perro. Uno creería que este error es menos común de lo que realmente es. Al momento de educar al gato y de esperar cosas de él como que muestren lealtad y obediencia, debemos recordar que no es un perrito chiquito ni mucho menos. Educarlo es complejo y muy distinto a como lo haríamos con un perro. Recuerda que a los gatos hay que “ganárselos”. Crea un vínculo con él jugando y corrigiéndolo sin violencia con mucha paciencia y amor.

 

 

5. Fuchi

 

Aunque domesticados, son animales salvajes e independientes y saben a la perfección cómo sobrevivir estando solos, pero no debemos aprovecharnos de eso y dejar su higiene a la suerte del destino. Debemos ayudarlos para que mantengan una rutina de limpieza adecuada y así permanezcan sanos y en condiciones óptimas. Desde elegir el arenero adecuado, hasta aprender cómo limpiar los dientes de nuestro gato, cada cosa que hagamos hará que se vea mucho más precioso y que cuente con una mejor calidad de vida.