preloader
Top
EL DRAGÓN AZUL, ¿ES VENENOSO?
fade
5856
post-template-default,single,single-post,postid-5856,single-format-standard,theme-flow,eltd-core-1.1.2,woocommerce-no-js,woo-variation-swatches,woo-variation-swatches-theme-flow,woo-variation-swatches-theme-child-flow,woo-variation-swatches-style-squared,woo-variation-swatches-attribute-behavior-blur,woo-variation-swatches-tooltip-disabled,woo-variation-swatches-stylesheet-enabled,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
el dragón azul es venenoso

EL DRAGÓN AZUL, ¿ES VENENOSO?

 

En días recientes, han aparecido en las costas de Texas (EU), unos pequeños y llamativos amiguitos que a simple vista parecen llegados de otro planeta, pero que científicos de la zona ya advirtieron que deben ser tratados con cuidado y respeto. Se trata del dragón azul, una especie marina “muy interesante, pero muy estraña, y ahora surge la duda: ¿son venenosos?

 

 

Curiosamente, Estados Unidos ha dado la nota en las últimas semanas por apariciones de especies atípicas, que aparte son particularmente peligrosas (recordemos la alerta por plaga de avispones asesinos).

 

 

Autoridades del parque nacional Padre Island National Seashore, adivirtieron la presencia del dragón azul en el lugar. Se trata de una babosa de mar, la cual es muy pequeña, pero potencialmente peligrosa, ¿por qué?

 

 

el dragón azul es venenoso

 

 

Miden en promedio 3 centímetros, bastante pequeñitos, sin embargo sus mecanismos de defensa son altamente agresivos. En las puntas de sus deditos  (que en realidad se llaman ceratas) alojan una toxina altamente poderosa, la cual al ser inyectada al picarnos en la piel, provoca un dolor muy fuerte, incluso mayor al de cualquier otra babosa marina.

 

 

el dragón azul es venenoso

 

 

Su hábitat natural, son las costas sudafricana, europeas y australianas, por eso la sorpresa de la comunidad científica al haberlas detectado en las playas de Texas, EE.UU

 

el dragón azul es venenoso