preloader
Top
¿LOS GATOS SABEN SU NOMBRE? - Somos amantes de los animales.
fade
3604
post-template-default,single,single-post,postid-3604,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
nombre de gatos

¿LOS GATOS SABEN SU NOMBRE?

 

Un estudio realizado por un grupo de científicos japoneses en el 2013 demostró que los gatos son capaces de reconocer las voces de sus humanos.

 

nombre de gatos

 

Siendo específicos, los gatitos no saben que el nombre corresponde a su identidad, sino que pueden identificar ciertos tonos vocales, inflexiones y repeticiones de voz que al escuchar con tanta frecuencia responden a éste, pues saben que serán recompensados con comida, caricias o juegos.

Sí, queridos#FanAnimal , llegó el momento de la verdad, y es que seguro ya te estarás preguntando “Entonces por qué mi gatito no acude cuando lo llamo? ”  

 

Quizá hayas pensado que no es tan listo como un perrito (nop, la ciencia confirma que no) o que tenga problemas de audición (ehhh, bueno… podría ser el caso), peeeero, lo sentimos, lo más probable es que tu michifú simplemente te esté ignorando (porque GATO).

Y es que los gatos no siempre van cuando escuchan su nombre porque simplemente no les apetece, o no les conviene, acercarse a ti.

Pero no te pongas triste,está en su naturaleza, pues a diferencia de los perritos, los mininos no viven en manada, son cazadores solitarios y como tales no manifiestan el impulso ni la necesidad de socializar, ni siquiera contigo que les das todo lo que podrían desear y más.

 

nombre de gatos

 

 

Los perros designan al humano en la casa como el líder de la manada, pero los gatos no designan a nadie, humano o de otra especie, como sus guías, protectores o mentores. Así que la próxima vez que tu michifú pase olímpicamente de ti, respira profundo y recuerda que los gatos son sus propios maestros, y así es como les gusta vivir. Y así los queremos.