preloader
Top
MANEJANDO LOS CELOS DE NUESTRO PERRO - Somos amantes de los animales.
fade
1911
post-template-default,single,single-post,postid-1911,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
dueño abrazando a su perro

MANEJANDO LOS CELOS DE NUESTRO PERRO

En otra nota les contamos que los celos como tal no es lo que sienten los perros, y que está más pegado a la competitividad por obtener más cariños y atención por nosotros, lo cual para unos sí se interpretará como celos, para otros no.

 

Eeeeeel punto es que también es importante saber cómo manejar estas situaciones, sean motivadas por sentimientos o necesidades de nuestro perro que podemos o no entender.

 

Animal Wised nos dice que siempre que haya dos o más perros se va a crear cierta jerarquía entre ellos que nosotros no podemos establecer ni modificar, lo cual dictará mucho sobre cómo será la dinámica con nuestro perro y cómo busquen la atención, sintiendo que por ser el superior, merecen más.

 

 

dos perros mirando a su dueño

 

 

Según la Dra. Scarlett Magda, presidente del Veterinarians International en Nueva York, con estos consejos podremos buscar que nuestro perro se sienta más tranquilo:

 

1. Llevemos un diario. No, no es para escribir que Bobby, el capitán de equipo de futbol americano nos invitó al baile de primavera, sino para llevar un registro de las acciones o momentos que detonan el comportamiento de celos de nuestro perro. Así, además de tener bien identificadas las tendencias, podremos compartirle al veterinario o etólogo los detalles y podremos encontrar una solución más eficiente.

 

2. Ser equitativos con nuestra atención. Repartamos el tiempo y los cariños proporcionalmente entre mascotas. Si tienen una obsesión con el detalle, pueden llevar un cronómetro para que midan los tiempos que dedican a cada perrOLVÍDENLO. El primer punto sí, el segundo sólo si quieren.

 

3. Podemos separarles los platos de comida, poniéndolos en distintos lugares de la casa, para que así no haya problemas a la hora de comer.

 

4. Cuando lleguemos a casa tratemos de saludar, atender y repartir caricias en medida equitativa.

 

5. Cada vez que los veamos portándose bien hagámosles “fiesta” con cariños y un tono lindo.

 

6. No recompensemos la actitud celosa. A veces por tratar de que no se sienta desplazado vamos a darle más cariños y más premios, pero eso sólo hará que sienta que su comportamiento es digno de reconocerse.

 

 

dueño abrazando a su perro

 

 

En general la regla de estos casos va a ser, parejos para todo y que no haya favoritos, aunque pudiera haberlos (como con los hijos, los papás dicen que no tienen favoritos, pero seamos sinceros, claro que los tienen).

 

Mientras la atención, los juguetes, paseos, cariños y todo sea parejo, ayudaremos a que sientan menos la necesidad de buscar un trato especial.

 

¿Ustedes han pasado por algo así? ¿Cómo lograron solucionarlo? Que no le den celos compartirle su historia al resto de fans animales.