preloader
Top
PERFIL DE UN MALTRATADOR DE ANIMALES - Somos amantes de los animales.
fade
2536
post-template-default,single,single-post,postid-2536,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
perro labrador

PERFIL DE UN MALTRATADOR DE ANIMALES

Sabemos que el tema de la nota es un poco fuerte, por lo que, a diferencia de otras, no habrá tanto chiste de tío.

 

Lamentablemente no es raro leer noticias sobre como una persona, sin ningún motivo razonable, lógico ni justificable termina lastimando a otros animales.

 

Hay algunos motivos no tradicionalmente clínicos para lastimar animales, como en rituales religiosos o “artísticos”. En el caso más psicológico clínico, éstos son tendencias y desórdenes del tipo antisocial/psicópata. Incluso recientemente se ha encontrado que la violencia animal es utilizada para forzar, intimidar o para silenciar dentro de la misma casa a niños y mujeres en casos de violencia doméstica.

 

cachorros

 

A partir de 1970 que se empezó a desarrollar más el perfil psicológico de este tipo de personas, se encontró que comparten muchas características con los psicópatas, al ser impulsivos, egoístas y faltos de remordimiento por sus acciones. Incluso famosos asesinos seriales empezaron lastimando y matando animales en su infancia. La tortura y crueldad animal voluntaria (TCAV) es parte de la “triada homicida”, que se refiere a 3 características que forman el perfil de un homicida en potencia (las otras dos son micción nocturna y piromanía).

 

Algunas investigaciones han encontrado relación entre el TCAV y otra triada llamada “La Triada oscura” (esos psicólogos saben poner nombres bastante intensos a las cosas) que son maquiavelismo, narcisismo y psicopatía. El Dr. Phillip Kavanagh encontró que hay características en común con esta “Triada Oscura” y la tortura animal.

 

Según el sitio Psychology Today es un poco difícil tratar el TCAV desde la infancia. Lo más recomendable es enseñar con el ejemplo, ya que algunas de estos comportamientos son aprendidos. Cosas tan simples como rescatar arañas que nos encontramos dentro de la casa en lugar de matarlas, respetar otras formas de vida no apoyando circos, acuarios o zoológicos, o simplemente tratar a las mascotas como alguien más de la familia son comportamientos prosociales que los padres deben de fomentar para crear un aprendizaje duradero en los hijos y buscar así evitar estas conductas.

 

Evidentemente este es un tema sumamente complejo, que requiere mucha investigación y análisis, pero esperamos que con esta pequeña introducción logremos ayudar a entender un poco mejor lo que sucede y cómo podemos identificar estos perfiles, y cómo buscar prevenir tan terribles situaciones.