preloader
Top
UNA MUJER INCUBA HUEVOS DE PATO Y NACEN TRES
fade
6351
post-template-default,single,single-post,postid-6351,single-format-standard,theme-flow,eltd-core-1.1.2,woocommerce-no-js,woo-variation-swatches,woo-variation-swatches-theme-flow,woo-variation-swatches-theme-child-flow,woo-variation-swatches-style-squared,woo-variation-swatches-attribute-behavior-blur,woo-variation-swatches-tooltip-disabled,woo-variation-swatches-stylesheet-enabled,flow-ver-1.4,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
mujer incuba huevos de pato y nacen tres

UNA MUJER INCUBA HUEVOS DE PATO Y NACEN TRES

Cada vez la frase ya nada me sorprende” se vuelve más común o la decimos más seguido. Para comprobarlo, pues nada, en Reino Unido una mujer incuba huevos de pato y nacen tres pequeñitos súper sanos y adorables como los patitos saben serlo.

 

Fueron en total dos días los que pasó esta joven sin separarse de la incubadora donde sucedería el milagro. Como si se tratara de una experimento científico, Charlie Lello decidió comprar los huevos de pato en uno de los supermercados de la cadena Waitrose, para posteriormente llevarlos a casa e incubarlos, inspirada por un video que vio en Facebook, donde otro usuario documentaba cómo incubaba unos huevos de codorniz.

 

mujer incuba huevos de pato y nacen tres

 

“Una parte de mí pensó que nunca funcionaría, ya que ninguno de los huevos de codorniz se desarrolló, pero después de 6 días en la incubadora revise los huevos de pato y pude ver las venas y un embrión ondulado muy pequeño. Entonces comenzó la emoción”, declaró en entrevista para CNN.

 

Además de esa experiencia, la idea también surgió a raíz de que Lello y su mamá habían decidido adquirir unos patos para pasar juntos la cuarentena, con lo que pensó en este ‘extraño’ método de llevar patitos a casa.

 

Después de la espera, Beep, Peep y Meep (como fueron nombrados los patitos por su nueva mamá), salieron de sus huevos, y sí, como era de esperarse ya tienen su propia cuenta de Instagram.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Beep, Peep & Meep (@beeppeepmeep) el

 

 

Charli, la orgullosa mamá, comentó que una vez que los patitos terminen de emplumar y crezcan un poco, vivirán con el resto de los pollos que también posee en su casa ubicada en el poblado de Hertfordshire, al norte de Londres.